Convenio Signado para la preservación de Sant Valentí de Salarça
Iglésia románica de Salarça
Recientemente el Consorcio de la Alta Garrotxa ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Camprodon y los Amigos de la Alta Garrotxa fin de preservar la ermita de San Valentín de Salarça, tal y como leíamos esta semana en la web del consorcio. * 
 
La edificación estaba sufriendo un deterioro progresivo con un peligro de derrumbamiento inminente de la bóveda central. Es por este motivo que los Amigos de la Alta Garrotxa pidieron una subvención a la Diputación de Girona con el fin de poder ejecutar parte del proyecto de consolidación. En breve se prevé la finalización de los trabajos, que suponen un paso más en la conservación del rico patrimonio cultural de nuestro espacio. 
 
Un bien cultural de interés local 
 
Para los que no conozcan el lugar, la ermita está situada sobre una colina que preside todo el valle de Salarça, perteneciente al antiguo término de Beget. Es una construcción románica del siglo XII, de planta pequeña con bóveda de cañón apuntada y ábside semicircular al lado de levante, con cornisa y ventana central de líneas sencillas. La puerta de acceso primitiva es a mediodía y está formada por un arco de medio punto, actualmente cegada. La entrada actual se hace por la parte de poniente, donde se añadió en el siglo XVI o XVII un porche con tejado a dos aguas. Sobre esta fachada oeste se asienta la espadaña de dos ojos, con campanas fechadas, respectivamente, de 1733 y de 1761. Al norte, adosada al muro del templo, hay una escalera de piedra que conduce al campanario. 
 
Consta que San Valentín de Salarça fue consagrada en 1168 por Ponce de Monells, obispo de Tortosa y abad del monasterio de San Juan de las Abadesas. Del siglo XIV hay una cita de "Sancti Valentini de Arca", en 1362, dependiente de la parroquia de Beget. 
 
A finales de mayo, desde hace una quincena de años, el espacio acoge el Encuentro de Salarça **. Un encuentro de hermandad en la que los caballos son protagonistas y en la que el rector de Camprodon los bendice antes de disfrutar de una paella. 
 
También es un lugar perfecto donde disfrutar de la naturaleza, ya que su situación se encuentra en medio de algunas rutas de senderismo o mountain bike, tal como nos explica el blogger Mikel Galceran en su blog donde relata una de sus excursiones por el territorio .